Tú o usted: Cómo tratar al usuario que visita tu web

Sí, confieso, yo fui a un cole de monjas y recuerdo que en aquel entonces tenía muy clara la diferencia entre tú o usted. Las normas las marcaban mis queridas monjitas: Si una persona es mayor que tú hay que llamarla de usted, tutear solo a familiares y amigos.

Las cosas cambian y también los lugares donde usar el tratamiento de tú o de usted. No es lo mismo un texto web que una conversación o un canal social. ¿Qué funciona mejor? ¿Qué es más efectivo para conseguir un Copywriting más llamativo?…

Tú: El poder de la segunda persona del singular

Observa este pequeño ejemplo para darte cuenta de la diferencia entre que yo te llame de tú, a ti que estás leyendo esto o hable en plural para todos los lectores. Lee los dos ejemplos y piensa cómo te sientes en cada uno de ellos.

EJEMPLO A.- ¿Os gustaría saber? Vosotros también habéis pensado… 

EJEMPLO B.– ¿Te gustaría saber? Te has parado a pensar…

En el ejemplo A, el uso del plural demuestra pertenencia a grupo. El factor importante reside en que cuando una persona está leyendo una web, por norma general lo hace sin compañía.

En el ejemplo B te estoy hablando directamente a ti, sí a ti. Al hablarte de tú estoy reconociendo tu individualidad como persona, esto hace que te sientas importante.

Usar la segunda persona del singular ayuda a que tu lector o comprador:

  • Procese la información de un modo más consciente
  • Preste más atención al mensaje
  • Se sienta más importante y destaque su individualidad.

Conclusión: al usar tú o usted puedas aplicar una “influencia” mucho mayor. Persuadir a tu usuario usando en tu Copywriting la segunda persona del plural es un primer gran paso.

Tú o usted

Ahora que ya sabes que usar este pronombre tiene consecuencias positivas para influenciar a tus lectores, toca decidir si usar tú o usted.

Para hacer una correcta elección tienes que pensar en quién es tu cliente ideal o cual es el lenguaje de tu marca. También el tipo de producto o servicio que vendes y donde lo vendes: España, América Latina, etc…

Tú parece que es más cercano o para un público más joven y usted para personas más mayores o un tono más formal. Desde mi punto de vista este axioma no es cierto. Tanto tú como usted pueden sonar cercanos dependiendo del contexto y las palabras que acompañen los pronombre.

usted o tú esa es la cuestión

Ejemplo de uso de usted para una ginebra canalla

Malabuscagin es un claro ejemplo de cómo usar usted en un producto para público joven y de mediana edad. El usted no es una barrera, si no que es un símbolo diferenciador y demuestra cercanía.

¿Usted o tú? Lo importante es que elijas

Lo importante es elegir. Uno de los principales errores a la hora de definir el tono o lenguaje de la marca es este. No definir claramente esto. Si te fijas con calma verás que son muchísimas las webs que usan tú y usted indiscriminadamente.

Deutsche Bank es un ejemplo de bailes de tú y usted en su web. Aquí tienes su pie de página con un síguenos

 

Aquí tienes algunos usted como en “trabaje con nosotros” o “Encuentre su oficina”

También ocurre lo mismo entre redes sociales y página web. Una marca decide usar tú en redes y en la web el usted. Sinceramente esto se hace raro para el lector que sigue a la marca en redes y es fiel a los contenidos de la web. Desde mi punto de vista marea. Es como si yo un día te hablo de tú y al día siguiente de usted. Raro ¿verdad?

Aquí tienes un ejemplo de cómo en su canal de Youtube o en Twitter hablan de tú a sus seguidores, en contraposición al usted de su web.

Antes de cerrar este artículo me gustaría compartir una reflexión. Tú o usted funcionan para el copywriting web. Porque tu lector probablemente esté leyendo en soledad, desde su ordenador o móvil. Esto no significa que funcione siempre. De hecho, en política el nosotros suele ser más efectivo para que el oyente se sienta identificado con el orador.

¿Conocías el poder persuasivo del tú o el usted? ¿Qué pronombre usas con tu estrategia de Copywriting? Te leo en los comentarios, me gustaría saber tu opinión 🙂

Puede que también te interese:

8 comentarios

  • Ricardo Botín 27 abril, 2017   Responder →

    Un tema muy interesante y controvertido. Antes era más formal que ahora en mis textos. Pero la experiencia me ha demostrado que hay que ser más cercano con los lectores. Aunque la clave está en una buena definición del público objetivo al que van dirigidos los textos.
    Lo que no termino de pillar es la potencia del uso del usted en el anuncio de la ginebra. No capto la diferencia (en un anuncio transguesor, orientado a jóvenes, no veo tan potente el uso del usted).

    • Isabel Romero 28 abril, 2017   Responder →

      Hola Ricardo
      Gracias por dejar tu comentario por aquí. Como bien dices, importantísimo saber quién es tu cliente ideal u objetivo.
      El tema de usar usted en la ginebra es más una acción diferenciadora, Gin con clase, sibarita… Creo que por eso han optado por el usted. Básicamente el ejemplo era para mostrar que se puede usar el usted para expresar cercanía.

  • César 3 mayo, 2017   Responder →

    En el asunto de la ginebra, además de la orientación que apunta Isabel, probablemente se pretende crear un contraste entre ese lenguaje y el contenido visual, que también es contenido. ¿Hay también fotografías, colores y tipografías de tú y de usted? Creo que hay que observar el contenido de manera integral.

    La “potencia” o el efecto está en el contraste; en la unión del usted y un lenguaje alrededor de ese estilo lingüístico y una imagen sin embargo transgresora que va al otro extremo de lo que se supone que correspondería a ese lenguaje.

    Es el uso de la imagen el que cambia el sentido del usted y el registro para llegar a su público. Probablemente si la web usase imágenes tradicionales de alambiques enfatizando lo tradicional o atardeceres y mansiones de fondo con mayores sonriendo y haciendo ostentación de su capacidad económica mientras consumen una ginebra premium (lo que tocaría con el usted en su uso más evidente) Isabel no habría puesto el ejemplo, ¿verdad?

  • Postuseo 11 julio, 2017   Responder →

    Muy buen artículo y muy interesante. Hay que saber tratar a tu público para llegar de una manera más fácil y natural!

    • Isabel Romero 12 julio, 2017   Responder →

      Exacto hay que tratarlo como se merece y no como una simple visita.
      Gracias por comentar

  • Hola como muchos de los que se acercan a los blogs son desconocidos y no tenemos confianza me gusta escribir dirigiéndome al potencial lector con el ‘usted’. Considero que es más solemne y menos coloquial. Si al final se interactúa con el lector siempre podemos permitirnos licencias más informales. Un tema muy interesante. Saludos

    • Isabel Romero 17 septiembre, 2017   Responder →

      A mi personalmente me gusta mantener la misma forma en todos canales. Es una forma de definir el tono de la marca. Hablar de usted no significa ser más educado o viceversa, al menos en España.
      No obstante si es vuestro tono de marca no te preocupes.
      Muchas gracias por pasarte por aquí

  • Alicia 5 septiembre, 2017   Responder →

    Excelente reflexión, Isabel. El debate incluso podría ser de nunca acabar, lo importante es hacer uso correcto de las palabras, en concordancia con la identidad de nuestra marca. Y ello implica, por supuesto, conocer a quien nos lee, para de esta manera determinar el uso más adecuado, el que más nos convenga y el que nos permita guardar total coherencia.

    Tratar de “usted” en Latinoamérica puede significar respeto (a tus mayores, a quienes no conocemos bien) pero también puede tener un tono de regaño o distanciamiento. Pasa lo mismo en Francia, en donde te acostumbras a tratar de usted a quienes no conoces, a tus abuelos, o a quienes les tienes mucho respeto…

    Y en el periodismo, sí que nos enfrentamos a este dilema cuando realizamos entrevistas…. (solo se trata de tú a los menores de edad, recuerdo me decía un profesor). Bueno, hay muchas cosas que entran en juego. En radio, particularmente, no me gusta “tutear”, ni siquiera a mis amigos o colegas. Son estilos y claro, como tal son válidos, en la medida en que los sepamos usar.

    ¡Un saludo!

Deja un comentario