Milagros a Lourdes

Milagros a Lourdes

Existen muchos mitos y leyendas sobre lo que puede o no puede hacer un trabajador dentro de un determinado campo profesional. Seguro que tú mismo te has encontrado en más de una situación en la que te han dado ganas de decir “Milagros, a Lourdes” o algo peor 😉

Este tipo de situaciones se pueden llegar a dar en cualquier profesión, pero lo cierto es que se dan con bastante frecuencia en el terreno del Marketing Online, quizá porque es aún una profesión relativamente joven y porque todavía hay muchos conceptos que se mezclan y confunden. Y eso es de lo que me gustaría hablarte hoy.

Vamos a ver algunas de esas situaciones en las que no puedes evitar pensar: ¡Esto es increíble!:

Lista de “peticiones milagrosas” más frecuentes

Un community manager por 50 euros/mes

Quiero un community manager que sepa: diseño gráfico, analitica web, comunicación, que escriba perfectamente y que también de paso me pueda llevar la web, se aceptan conocimientos de informática, y si de paso habla idiomas para escribir en tres idiomas mejor que mejor… Honorarios: 50 euros al mes (revisables). Qué gran oferta de trabajo, solo faltaría añadir “hacer todo esto haciendo el pino puente”.

Los súper milagros no existen y los superhéroes 2.0 tampoco, los profesionales trabajan por dinero y no por el bien mundial de internet, así que dejemos los milagros para los santos y seamos más realistas a la hora de contratar a un profesional o de ofrecer nuestros servicios.

Una web buena, bonita y muy barata

Llega el momento de poner precio a tu trabajo y es cuando te encuentras con que lo que parecía una reunión entre profesionales se ha convertido en “el mercadillo popular” y el cliente quiere negociar el precio como si de un puesto de segunda mano se tratara.

De ser así, en los puestos de este tipo de mercado tendríamos un tenderete donde con un megáfono anunciaríamos nuestros servicios: “Bueno, bonito y barato” ;”Nena, que me quitan las webs de las manos”.

Una tienda online que empiece a vender desde el primer día

Contratas a una persona que te monta la tienda online pero al segundo día de lanzarla al mundo online no vende. Entonces decides que el servicio que has contratado no vale para nada y que ha sido una estafa.

Montar una tienda online ya es un trabajo en sí, no se puede pretender cargar las responsabilidades de la “no venta” desde el momento 0 al profesional que la ha diseñado o programado. Esto sería como si culpamos al diseñador o constructor de nuestra tienda offline de que no entren clientes a nuestro negocio. Impensable ¿verdad?

Posicionar una web en la primera posición de Google

Claro, mañana mismo la tienes en la primera posición, sin tener en cuenta el nicho en el que estemos trabajando y a pesar de tener una feroz competencia. Quiero que mi hotel en Alicante sea el primero del mundo mundial, esto a modo de ejemplo. O eres la mujer de Matt Cutts o difícil lo tienes.

Y si contratas a un SEO que te asegure esto, cuidadín, seguramente te esté vendiendo cuarto y mitad de humo.

Tú pones tu trabajo y si funciona nos forramos

Seguro que también te has encontrado ante el conocido que te dice: tengo una idea buenísima. Te la cuenta, tú la desarrollas y si luego la idea triunfa “vamos a medias”. Ideas tenemos todos, lo dificil es desarrollarlas y, o la idea es buenísima y te apasiona, o puedes salir escaldado de esa experiencia.

Si te vas a embarcar en un proyecto así, te aconsejo que dejes todo atado y bien atado, y con un abogado de por medio, si no quieres encontrarte sorpresas por el camino: la idea era mía, lo que tú haces lo podía haber hecho otro, etc, etc.

Subcontratar un freelance y pretender que sea un trabajador en plantilla

Vendes un servicio determinado pero tu cliente pretende que soluciones todos los problemas que pudieran surgir dentro del departamento de marketing online y, si me apuras, te llaman para arreglar la impresora de la oficina que no va bien.

Contratar a un profesional freelance tiene un coste: coste por servicio, no por un servicio 24 horas al día. La disponibilidad se paga y si no “milagros, a Lourdes”.

Por último, y a modo reflexión, quería hablar ya no de milagros sino de los cambios de chip que suelen suceder cuando cambias el rol de ser un trabajador contratado a montar tu propia empresa. ¿Te suena eso de ser el trabajador que se queja del funcionamiento de la empresa y al que le enerva que no inviertan recursos en profesionales y se nutran de la contratación de becarios… Y cuando tú eres la empresa decides buscar dónde contratar becarios para ahorrarte un dinerillo? 😉 (¿Te suena?)

Y tú, ¿sigues creyendo en los milagros ?¿Thas encontrado en alguna situción en la que has pensado “milagros a Lourdes”?

Puede que también te interese:

28 comentarios

  • Yo añadiría querer tener comentarios sin comentar en otros blogs o sin responder a tus comentaristas.

    Puede haber blogs de obligada lectura por su calidad que no nos importe demasiado si responden (o no) nuestros comentarios.

    Pero cuando se está empezando, más vale que mimemos a nuestros comentaristas.

    • isabelromero 19 mayo, 2014   Responder →

      Hola ratoncito,
      Yo creo que el tema de responder no esta reñido con estar empezando o no, es una cuestión de educación para con tu audiencia. Si bien es cierto que tal vez un blog que tenga cientos de comentarios será complicado, pero al menos un mensaje de: “gracias a todos por vuestros comentarios”, estaría muy bien.
      🙂

  • Matti 19 mayo, 2014   Responder →

    Buenísimo.

  • Deivid 19 mayo, 2014   Responder →

    jajajaja, me veo identificado al 100%

    • isabelromero 19 mayo, 2014   Responder →

      Seguro que todos hemos pasado por alguna experiencia similar. En muchos de ellos yo también me veo identificada.
      Gracias Deivid 🙂

  • Como la vida misma: “sí sí, lo quiero en la primera posición, por encima de la web de ZARA” …..
    Creo que no se dan cuenta que si eso fuera posible estaría tomando Mojitos en una playa de las Bahamas y no haciendo su web… 🙂

    Buen artículo!!

    • isabelromero 19 mayo, 2014   Responder →

      Gracias Rubén,
      Esto es como la vida misma, todos tenemos una experiencia similar. Añadiría algo a tu comentario de posicionar una web por encima de ZARA: posicionarlo en tres días y por supuesto que me salga baratito jajaja.
      Un saludo

  • Pues te voy a tricomentar:

    1) Partiendo del hecho de que los milagros son la desvirtuación de un hecho aislado para, aplicando la fe, convertirlo en algo mágico y metafísico…no. No creo que puedan ocurrir en la web. Pero pueden ocurrir hechos asombrosos.

    2) Lo de la web B-B-B al ser programable (datos que pueden copiarse) se sale del triángulo de gestión de proyectos. Si lo hacemos muy bien será bueno. Si dedicamos mucho tiempo a embellecerlo será bonito. Pero, ¿puede además ser barato? En el caso de algo descargable de la web, sí. Cuantas más descargas, más baja el precio. Eso sí, baja la originalidad 😉

    3) Personalmente tengo ideas buenas para Apps Android/iOS y no tengo tiempo para aprender a programar (aunque en un par de años lo haré). Lo de ir a pachas claro que no: si alguien hace el 90% del trabajo, que reciba el 90% del beneficio, ¿no? Yo ofrezco ideas para programar, pero llevándome un 10% por la idea y no un 50% (que me parece reírme del programador). Así el programador lo hará tan bien como desee ganar…porque el grueso del beneficio será suyo.

    Ea ^^

    • isabelromero 19 mayo, 2014   Responder →

      Me parece muy acertado tu tricomentario y me he reído mucho al leerlo.
      Suscribo cada uno de tus tres comentarios.
      Gracias por tu comentario Marcos 🙂

  • Matias Peral 19 mayo, 2014   Responder →

    Hola Chicas,
    Excelente articulo, si no fuera por lo de lourdes y los milagros, cosa que no va conmigo, pensaría que me estabais retratando en mi día a día.
    En lo que va de año e perdido un buen numero de clientes, por alguna de las razones que comentáis y otros posibles, no se concretaron por lo mismo.

    Yo mas bien que decir lo de milagros a lourdes, diría, esto pasa por la competencia desleal, y os pongo ejemplos reales:

    Servicio SEO 25$ al mes.
    Creación de blog corporativo con hosting por 1 año por 50$.
    Este es el verdadero problema….

    Asi que mejor trabajar para tus propios proyectos y el que quiera peces que se moje el culo 😉

    • Paula Guzman 19 mayo, 2014   Responder →

      Hola Matías,
      Más de uno nos vemos retratado en alguna de estas situaciones 😉

      Coincido también con lo que comentas, sobre la competencia desleal. Es un sector donde todavía hay mucha confusión sobre lo que de verdad vale un servicio determinado. Y hay muchas personas que han ido tirando los precios al subsuelo y prometiendo de paso resultados milagrosos que no se ajustan a la realidad. Y con eso hay que lidiar…

      Un saludo, Matías!

    • isabelromero 19 mayo, 2014   Responder →

      Hola Matías,
      otro gran título para otro post “quién quiera peces…”.
      Tal vez la base del problema radique aquí y se una con el comentario de Wilfrido. Primero contratas un servicio de estas características y luego quieres que otro te arregle el destrozo.
      Gracias por tu aportación 🙂

  • Francisco Martinez 19 mayo, 2014   Responder →

    Creo que os habéis olvidado de otro caso, que por lo menos a mí se me ha dado. Trabajas en una empresa que necesita una nueva web. Esa empresa busca presupuestos y todos les parecen carísimos (en este caso esos presupuestos eran carísimos) y terminan confiando en ti para que desarrolles ese nuevo portal. Ahorras a la empresa los miles (y miles) de euros que le cobraban, realizando un trabajo que en principio no es el tuyo, y además generas ingresos por otros miles…pero, oh! sorpresa, lo que recibes a cambio es un simple gracias y has echo un trabajo fantástico. Eso sí, en voz baja y a solas. En este caso, ¿qué haces?

    • isabelromero 19 mayo, 2014   Responder →

      Pues desde mi humilde punto de vista en este caso el problema reside en nuestra capacidad de poner límites con la empresa. O bien le ofrecemos hacer ese trabajo fuera de horario laboral y se presupuesta aparte, o bien negociamos una ganancia del porcentaje de € que pueda reportar la web a la empresa. Aunque en la mayoría de las ocasiones puede ser una tarea nada fácil por miedo a perder nuestro trabajo o similar.
      Complicada situación Francisco

    • Paula Guzman 19 mayo, 2014   Responder →

      Hola Francisco,
      Otra gran realidad como un templo la que comentas… A más de uno, por una cuestión de buena voluntad, se nos ha quedado la cara de “tonto” por ir mucho más allá de por lo que nos pagan… Y sin siquiera recibir una mísera palmadita en la espalda (que al fin y al cabo, esa palmadita en la espalda tampoco nos va a permitir llegar mejor a final de mes).

      Precisamente, teníamos un articulo en mente que va un poco en la línea de lo que comentas, en cuanto a la diferencia de trabajar, trabajar gratis, colaboración o favor. Esperamos publicarlo esta semana.

      Un saludo y gracias por comentar y contarnos tu caso 🙂

  • Wilfrido 19 mayo, 2014   Responder →

    Muy bueno el artículo chicas. Al igual que el amigo Deivid me siento muy identificado con lo expuesto en el post.

    Mi mayor problema viene con el primo/sobrino/tío informático que todo el mundo tiene… Parece que como todo el mundo “sabe informática” yo tengo que andar regalando mi trabajo.

    En fin, tendrá que ser así.

    • isabelromero 19 mayo, 2014   Responder →

      Cierto es Wilfrido, arreglar los desastres ajenos, eso es otro gran handicap o milagro a realizar. Otro ejemplo son las webs que llegan penalizadísimas y tienes que comenzar arreglando esto, antes de poder empezar a meterle mano para el SEO.
      Espero que con el tiempo esto cambie y se empiece a confiar más en el trabajo bien pagado y de profesionales que en la familia. 🙂

    • Paula Guzman 19 mayo, 2014   Responder →

      Hola Wilfrido,
      Si, lo del primo/sobrino/amigo/tio/cuñado etc etc que programa webs es otra de esas situaciones en las que te dan ganas de decir lo de “milagros, a Lourdes” 😉

      Es bastante curioso lo que pasa en este sector con el trabajo a la hora de regatear con el precio de un servicio o que pretendan incluso que lo regales. Yo no pretendo (ni intento) que me regalen la compra en el Mercadona, ni regateo con el precio de las manzanas,…

      En fin, queda mucha batalla por delante para que de verdad se valore el trabajo de uno. A mi me ha pasado también por ejemplo en el caso de los contenidos, hay quien siempre te dice que hay plataformas donde puedan comprar por ejemplo un artículo de 600 palabras por dos o tres euros… La respuesta al final es: vale, pues contrata ahí tus contenidos; yo en ese mercado no me muevo.

      Un abrazo, Wilfrido! 🙂

    • Deivid 19 mayo, 2014   Responder →

      A todo esto, hay que sumar la problemática de cuando tienes el proyecto terminado, acabado y aprobado… Cuando lo pones en producción, empiezan con…
      Cambia esto, cambia lo otro, es que esto no me acaba de….
      Esos son momentos en los que la mítica frase: “Me encanta el olor a Napalm por la mañana”, tiene significado jajajajajajajaja

  • Matias Peral 19 mayo, 2014   Responder →

    Hola Isabel,
    Pues ya sabes, a por la pesca, estaré esperándolo 😉

  • Alberto 19 mayo, 2014   Responder →

    … oye… ya que estás aquí… podias mirarme el outlook que hace tiempo que no funciona… 😛

    • Paula Guzman 19 mayo, 2014   Responder →

      Jajajajajaja muy buena, Alberto! 🙂

  • Susana Morin 20 mayo, 2014   Responder →

    Me suena, eso de que…te contratan (sin contrato) para prestar servicios de marketing online, desde tu casa y terminas yendo a diario al cliente, y además haciendo horas extras, porque sino, no te contratan a posteriori. 😉

    Y lo del Community Manager por 50€, así, a montones…además que sea bilingüe, ( o trilingüe en algunos casos), usar programas de diseño, además experiencia en SEO y adwords, pero también experiencia en HTML y gestión de webs. Perfecta redacción y etc, etc, etc…..y por supuesto, experiencia mínima de 5 años. 😉

    ¿Somos un sector muy castigado o tan mal está la cosa? 😉

    • isabelromero 21 mayo, 2014   Responder →

      Somos un sector castigado, uno de los factores sería debido a la competencia desleal en cuanto a precios y otro sería el desconocimiento de las empresas sobre estos temas. Las empresas quieren vender mucho online, quieren tener 30000 fans y muchos comentarios positivos, es lo único que saben que quieren ¿saben cómo hacerlo? No, pero piensan que es algo tan sencillo que cualquier cosa les vale.
      Triste pero cierto, la cosa está muy mal Susana 🙂

  • Rubén 21 mayo, 2014   Responder →

    un 10 para el post… cuántas veces he vivido esas situaciones!!! 🙁

    para el próximo artículo.. enfócalo desde el lado opuesto, todos esos “gurús” que dicen que lo saben todo y cobran una millonada vendiendo humo.. que hay muchos también.

    • isabelromero 21 mayo, 2014   Responder →

      Gracias Rubén y gracias por la sugerencia, antes de escribir sobre ese tema tendríamos que hacer un pequeño estudio de mercado viendo como esta el tema precios….
      Tomamos nota 🙂

  • Sonia Molinero 21 mayo, 2014   Responder →

    jajaja genial el artículo sí señor! resulta que todos los casos me han tocado de cerca 😉 en muchas ocasiones te tienes que reír porque piensas “pero qué va a ser esto” jajaja un saludillo y enhorabuena de nuevo por la gran recopilación

Deja un comentario