Qué es el método Lean Startup

Lean Startup

¿Qué es Lean Startup?

El lema del Lean Startup es “si fracasas que sea pronto y barato” y es un método que popularizó Eric Ries con su libro Lean Startup.

Muchas empresas de nueva creación o emprendedores confían demasiado en su idea, la esconden “a cal y canto” para evitar que se la copien, y ni siquiera testean el mercado ni al cliente final. La mayoría de estos emprendedores hacen “grandes” inversiones para desarrollar la plataforma de venta del producto o servicio y lanzar sus campañas de marketing antes de descubrir que, finalmente, la única actitud que han provocado en su “publico potencial” ha sido “ninguna” y, entonces, tienen que dedicarse a readaptar sus maravillosas ideas iniciales a unas nuevas más reales y que se acoplen mejor a lo que quiere su cliente. O directamente se ven abocadas a cerrar “el chiringuito” por no contar ya con ningún tipo de inversión.

En el lado completamente opuesto está el método Startup, concebido para convertir de una manera eficaz una idea en un negocio (poner orden al caos), de una forma rápida y sencilla. Consiste en crear una plataforma previa en fase beta (fase beta= económico) y observar la respuesta del público, para cerciorarnos de si el producto o servicio funciona o, por el contrario, funciona a medio gas y tenemos que incorporar alguna variación. En algunas ocasiones el producto ni siquiera está creado, pero merece la pena correr el riesgo y ver si realmente nuestro producto o servicio va a tener demanda o no. Es una metodología que a grandes rasgos se basa en comenzar, medir y aprender para aplicar los datos que hemos obtenido sobre nuestra idea.

qué es el método lean startup

¿Qué beneficios tiene el Lean Startup?

Ahorro de costes

Tal como he mencionado en el párrafo anterior, crear una empresa a partir de una idea desde cero necesita una inversión inicial grande, en personal cualificado, en infraestructura, en programación, etc. Con este método no significa que llevar nuestra idea a cabo sea “GRATIS”, pero sí que reduce de una forma sustancial esa primera inversión y, si fracasamos, al menos nos saldrá más barato.

Ahorro de tiempo

Tal vez más que un ahorro de tiempo es un uso del tiempo más eficaz, ya que concentramos nuestros esfuerzos en hacer que nuestro producto se adapte mejor a lo que el cliente quiere y está dispuesto a pagar.

Aprendizaje continuo

¿Has oído hablar de la curva del producto? En economía se habla de la curva S de los productos para describir el siguiente proceso: cuando un producto comienza hay que amortizar los gastos de inversión y no tiene beneficio, llega un momento en el que se amortiza la inversión y comenzamos a obtener beneficios y a vender el producto, hay un crecimiento, pero está demostrado que con el tiempo el producto llegará a su etapa de maduración y comenzará a decrecer, y sabiendo esto de antemano debemos anticiparnos a esta etapa e innovar y realizar un cambio o añadir algo diferente al producto inicial, para seguir creciendo. Cuantas mas S situemos encima de la curva S incial del producto, mejor será. 

Un claro ejemplo lo tenemos en los yogures o natillas, ¿no os habéis fijado que los yogures que tomábamos cuando eramos pequeños han evolucionado, como los pokemons? Estas variaciones de yogures con cereales, con más leche, con más calcio, con más trocitos de fruta, etc., no son más que variaciones del mismo yogur para crear un cambio y que no decrezcan sus ventas si no que sigan creciendo a base de volver a impulsar el producto. Una y otra vez. Son formas de situar S sobre S.

La curva s de productos

Espero haber dejado claro el tema de la S de nuevos productos porque donde quiero llegar es que esta labor de buscar el punto donde comienza la maduración del producto y la fase de innovar para no decrecer, con el método Lean Startup se consigue de una forma natural ya que siempre estamos en aprendizaje continuo. Build-message-learn.

Testeo del producto

En el marketing tradicional se realizan encuestas, testeos en grupos reducidos de publico potencial, encuestas ómnibus,… Estudios que nos ofrecerán datos más o menos reales de la aceptación del público, pero que nunca son fiables 100%, ya que las personas que se someten a estas pruebas pueden estar influenciadas por el hecho de que se trata de un sondeo. La realidad se ve cuando lanzamos un producto y la gente lo compra (se rasca el bolsillo), ése es el mejor dato que tenemos para ver si realmente funciona y esto es exactamente lo que nos propone el método Lean Startup, comienza, testea y observa.

A veces somos un poco “ombliguistas” y pensamos que nuestras ideas son lo mejor del mundo mundial  y que vamos a triunfar, y yo creo que este método nos mantiene con los pies en el suelo y nos da datos reales de las necesidades objetivas de nuestro público potencial, obligándonos a estar en continuo movimiento y en aprendizaje continuo cada día. ¿Qué opináis vosotros?

 

 

Puede que también te interese:

15 comentarios

  • JaviEN 23 octubre, 2013   Responder →

    Hola Isabel!

    La verdad es que el Lean Startup es algo básico para todo proyecto según mi opinión y que debería ser aplicado siempre.

    En su momento tuve experiencias negativas por no usarlo.

    Durante una época me estuve reuniendo con un grupo de amigos para desarrollar ideas que se nos ocurrían… Muchas de esas ideas no llegaron a ver la luz porque nos las pisaron. Digamos que alguien se dio más prisa en sacarlo y ya perdía un poco el sentido por perder ese “esto aún no existe”. Por tanto, tras meditar si seguíamos con ese proyecto, aunque ya hubieran creado uno prácticamente igual, o lo abandonarlo, acabábamos eligiendo lo segundo y pasando a otra cosa.

    El fallo era el gastar mucho tiempo pensando sobre cómo sería la aplicación y retocando muchos flecos. Demasiadas horas de definir requisitos en vez de haber lanzado una versión inicial mínima, ver cómo funciona y luego ir mejorando.

    Muchas veces una buena idea es pisada por no lanzar el producto a tiempo.

    Si supieras qué ideas estuvimos desarrollando…las webs que salieron prácticamente iguales están teniendo bastante éxito pero por tardar, nos quedamos en el camino.

    El tiempo de un proyecto desde que surge la idea hasta que se lanza al mundo, no debería ser más de unos pocos meses (no más de 5 o 6)… según mi experiencia.

    Saludos!!

    • isabelromero 23 octubre, 2013   Responder →

      Hola Javier,
      Gracias por aportar tu experiencia sobre el tema. El modelo Lean startup incluso habla de lanzar la idea en modo beta en un tiempo record, incluso en un mes. Al final lanzar una maqueta a modo testeo no lleva mucho tiempo, si bien es cierto que no tendrá la calidad de una plataforma desarrollada, pero nos aportará muchos datos.
      Ya nos contarás en vivo y en directo que proyectos eran esos.

      Muchas gracias y nos vemos bien prontito en Alicante 🙂

  • Zano 23 octubre, 2013   Responder →

    Tomo buena nota…

    • isabelromero 23 octubre, 2013   Responder →

      Seguro que si Zano 🙂
      De hecho tu has sido la inspiración para este post y lo sabes.
      Gracias 🙂

      • JaviEN 23 octubre, 2013   Responder →

        Sip, también entraría dentro de eso simplemente lanzar una landing para capturar el feedback de los posibles futuros usuarios para ver si realmente tendrá una buena acogida, no?

        Un ejemplo perfecto de eso es Quondos, que con una simple landing sin nada de utilidad ni contenido, ya consiguieron muchas personas interesadas en la idea y que estaba claro que la mayoría se convertirían en clientes.

        Nos vemos en Alicante! 🙂

        • Paula Guzman 23 octubre, 2013   Responder →

          Hola Javi,
          Efectivamente, un ejemplo perfecto sería el de Quondos, que antes realmente de arrancar ya tuvieron claro que lo que ofrecían iba a tener una demanda interesante. Y así fue 🙂

          Si, primera parada, Alicante y en nada también nos veremos en Madrid! 🙂

          Un saludo

  • Juan Miguel Crespo 23 octubre, 2013   Responder →

    Muy bien expuesto!!!!

  • Carlissian 23 octubre, 2013   Responder →

    Muy buen post!!!

  • isabelromero 23 octubre, 2013   Responder →

    Muchas gracias Calrissian 🙂

  • Pablo 23 octubre, 2013   Responder →

    Todo un método para hacer negocios. Ahora tendremos que buscar ideas 🙂

  • David 2 noviembre, 2013   Responder →

    Gracias por el aporte, mola 😉 Actualemente en pleno proceso Lean Startup con un amigo, y artículos así ayudan.

    ¡Un abrazo!

    • Paula Guzman 2 noviembre, 2013   Responder →

      Hola David,
      Pues encantadas de haberte podido ayudar
      Ya nos contarás 😉

      Suerte 🙂

  • Me gusta vuestro blog… que lo sepáis! Nos vemos en…. muchos sitios…. jajajaja…. Ya os dije q sois unas liantas…. Besotes

Deja un comentario