Medicion de datos en marketing

La medición de datos: fundamental en el 2.0

Seguramente estarás harto de oír que la diferencia fundamental del marketing tradicional con el online es la medición de datos y, aunque pueda parecer una frase más, ciertamente es la base de cualquier estrategia de marketing online, básicamente porque es posible y porque lo que no se mide, no se puede mejorar.

Cuando era pequeña en mi casa teníamos una pared donde en cada cumpleaños se marcaba con un lapicero nuestra estatura y la de mis hermanos, de este modo podíamos ver cuánto habíamos crecido de un año a otro. Por mucho que nos hubiéramos puesto en la misma pared año tras año, si mis padres no hubieran marcado y medido la estatura sería muy difícil recordar el punto exacto del año anterior.

En el mundo empresarial o del marketing online ocurre lo mismo, si no somos capaces de poder medir una acción, no tendremos los datos suficientes para saber qué ha pasado, cómo ha evolucionado y si ha merecido la pena invertir en dicho proyecto.

¿Cuándo hay que empezar a medir?

Desde el momento cero, e incluso antes.. Imaginemos que vamos a montar una empresa o crear un blog, una tienda online, etc… Si podemos tomar datos del entorno, de nuestro nicho o de la actividad que vamos a realizar, siempre podremos tener una visión de cúal es la tendencia en nuestro sector y luego compararlo con nuestros datos reales pasado un tiempo.

¿Qué hay que medir?

El ROI (retorno de la inversión) es una operación financiera que nos dará un indicador de si la inversión realizada es eficaz y rentable.

ROI= beneficio de la inversión/inversión

Para llegar a calcular el ROI, en primera instancia hay que definir los objetivos estratégicos u operativos y asociarlos a KPI’s (acciones o hitos a conseguir). Por cada objetivo se pueden establecer varios KPI’s. Estos indicadores pueden usarse en cualquier área del Marketing Online (SEO, email marketing, Social Media) o en cualquier departamento de una empresa (ventas, marketing, atención al cliente,  personas, etc.).

La pregunta del millón: ¿Qué quiero conseguir con mi campaña en redes sociales o en cada página de mi web? Una vez tengamos las respuestas deben pasar del abstracto a lo concreto y definir si hablamos de objetivos cualitativos o cuantitativos.

medicion de datos

¿Cómo se debe medir?

Los KPI son los mejores aliados para poder llevar a cabo una medición correcta de todo el proceso hasta llegar al objetivo.

Qué significa KPI

KPI son las siglas de Key Performance Indicator, cuya traducción al castellano significa indicador clave del desempeño. Los KPI’s son los indicadores medibles que nos ayudarán a lograr el objetivo final. Son los hitos del camino que nos marcan si estamos haciendo bien las cosas para  poder llegar a la meta marcada y nos dan resultados medibles sobre el desempeño para lograr las objetivos definidos.

Existen cinco requisitos fundamentales para definir un KPI, lo que se conoce como SMART:

  • Specific: nan de ser específicos y concretos.
  • Measurable: medibles ya sean cuantitativos o cualitativos.
  • Achievable: alcanzables, que se establezcan metas reales a las que se pueda llegar.
  • Relevant: relevantes y significativos en relación al objetivo que se persigue.
  • Timely: establecer un seguimiento del KPI en el tiempo (diario, semestral, semanal etc.)

Los KPI´s deben ir asociados a una meta medible

Imaginemos que nos marcamos como objetivo en nuestro blog crear una comunidad y la forma de hacerlo es creando un sistema de gestión CRM. Para ello, debemos generar una base de datos con las direcciones de mail de nuestros lectores. Uno de los KPI asociados a este objetivo sería el número de personas que se suscriben mensualmente a nuestro blog (dato cuantificable).

Para que este indicador clave del desempeño sea más eficaz tendríamos que establecer una meta temporal (mensual, diaria, trimestral) para lograr llegar al objetivo final. En este caso, por ejemplo, establecer un número de suscriptores mensuales al cual queremos llegar y que sea una meta alcanzable.

Objetivo: Crear comunidad (CRM)  -> KPI: nº de suscriptores por mes -> Meta del KPI: 30 suscriptores mensuales.

Objetivo: Incrementar ventas -> KPI: nº de visitantes únicos al mes -> Meta del KPI: 5.000 visitantes únicos por mes.

Si hemos llegado a plantear objetivos y KPI’s, llega la parte más complicada: la medición de datos y su análisis. Si solo obtenemos datos no valdrá de nada, tendremos un bonito informe de datos y números sin ningún valor, es aquí donde entra en juego la analítica web, que es mucho más que escribir resultados.

Para poder optimizar nuestras campañas de marketing, no sólo tenemos que definir los KPI y objetivos, sino que tenemos que saber que estamos midiendo bien y los valores correctos. Esto es lo que hace la analítica web, que toma los datos correctos ligados a cada KPI y nos ayuda a tomar decisiones correctas y reales con todos los datos sobre la mesa.

Merece la pena medir ¿no crees? Si alguien pudiera decirnos a ciencia cierta, con datos reales, que si tomamos una decisión nos vamos a equivocar, ¿tomaríamos el camino equivocado?

Puede que también te interese:

2 comentarios

  • Para los blogs, se puede crear una comunidad al mismo tiempo que el blog.

    Así lo hicimos desde el principio en ‘Blogramé’ y desde entonces, el blog y la comunidad se retroalimentan (feedback).

  • Matti 20 junio, 2014   Responder →

    Soy fan de la analítica aunque me queda muchísimo por aprender. Señoritas un gran resumen de la base de la medición.

Deja un comentario