Objetivo: aparecer en Google. Si no te ven, no existes

¿Estar o no estar? Esa es la cuestión...

“Tengo una web estupenda, una tienda online maravillosa y un producto/servicio que es lo mejor de lo mejor, pero no consigo que me lleguen muchas visitas y mucho menos vender lo que debería”.

¿Te suena? Vale, la dichosa crisis puede tener algo -o mucho- que ver, que ya sabes que el consumo no atraviesa ni mucho menos su mejor momento, pero ¿y el hecho de que tus potenciales clientes puede que no sepan ni que existes? ¿Influye no? Puede parecer una gran obviedad, pero en la práctica no lo es tanto. Sí o sí, tienes que aparecer en Google.

Ganar visibilidad, sobre todo cuando tienes un negocio o servicio es crucial. El primer paso para conseguirlo en la “era digital” es este…

¿Por qué importa tanto aparecer arriba en los resultados de Google?

Sí, llevas muchos años trasteando ya por Internet, pero tras el primer “boom”, en el que la gran mayoría de las empresas inundaron la red con sus sitios web por aquello de que “tenemos que estar ahí”, no son pocas las que a día de hoy todavía dan por hecho que la “papeleta” ya está salvada por el mero hecho de “estar”.

Lo bueno de Internet es que permite jugar en mayor igualdad de condiciones tanto a pequeños como grandes, pero no basta con estar. Si no te ven, no existes. Y la buena noticia es que para ser visible ya no es necesario tener que hacerse con el mejor local en la calle Serrano de Madrid, o en la calle comercial más céntrica y cara de tu ciudad, para que te vean bien.

En la Red ser visible es contar para los buscadores. Y básicamente, en España, buscador… Click Para Twittear

 

estar en Google

 

No me llames buscador, llámame Google

¿Sabías que prácticamente el 95% del tráfico que se genera en Internet llega a través de los buscadores? ¿Y que más del 90% lo hace directamente a través de Google? Frente a otros países en los que Google no es el rey o comparte el trono, en España es el líder indiscutible.

Conclusión: no queda otra que contar para Google y conseguir que tu web se incluya entre sus resultados “top“, lo más arriba posible, para determinadas búsquedas relacionadas con lo que vendes/ofreces y que en un momento dado puede hacer un usuario/potencial cliente que te interesa. Si te buscan por tu marca lógicamente aparecerás el primero, o entre los primeros -aunque, ojo, que en algunas ocasiones ni siquiera ocurre esto-, pero el objetivo es llegar a quienes todavía no te conocen y buscan algo que tú estás en disposición de ofrecer.

Aquí es donde entran en juego el SEO (posicionamiento natural en buscadores) y el PPC (pago por click; anuncios patrocinados), las herramientas reinas del marketing de buscadores, para “convencer” a Google (en el primer caso, sin pagar; en el segundo, pagando) de que nos merecemos estar arriba. No son ni mucho menos conceptos nuevos y hay gente que lleva investigando y trabajando en esto la friolera de más de una década, pero quizá ahora se está tomando una conciencia más generalizada que nunca de su importancia por lo que supone, en términos de rentabilidad, estar entre los resultados “top” de las miles y miles de búsquedas que a diario se hacen a través de Google y que no son sino oportunidades de negocio.

El ránking de los resultados top en Google

Admitámoslo, los seres humanos somos vagos por naturaleza. Y, de hecho, una de las principales motivaciones de quien busca comprar un producto o contratar un servicio en Internet es la comodidad. Así pues, ¿crees que alguien se va a molestar en ir pasando páginas y páginas de resultados? ¿Tú lo harías? Generalmente, y en una gran mayoría de los casos, la respuesta es no.

Lo cierto es que el primero es el que se lleva el gato al agua: ni más ni menos que el 50% de las visitas para esa búsqueda. Los cuatro siguientes resultados algo rascan: el segundo, aproximadamente un 13%; el tercero, un 10%; el cuarto, algo menos del 5%; y el quinto, poco más del 3%.

Otro dato: seis de cada diez internautas se quedan en la primera página de resultados que ofrece Google, no va más allá; y el resto llegan como mucho a la segunda o la tercera. Es decir, que si no estás entre los top 30 no tienes visibilidad alguna, eres del montón, y solo llegarán a ti quienes te busquen directamente por tu nombre/marca. El objetivo está claro, ¿no?

Hablaremos mucho, largo y tendido, sobre cómo intentar estar lo más arriba posible y contar para Google, esto no ha hecho más que comenzar, pero mientras tanto, un último consejo:

La competencia es dura y debes afinar pero que muy bien a la hora de decidir cómo quieres que te encuentren y en qué búsquedas puedes tener más posibilidades de éxito para, posteriormente, convertir visitas en clientes. No pienses en cómo te buscarías a ti mismo, piensa en cómo te buscarían quienes puedan estar interesados en lo que tu ofreces.

Así pues, qué responderías a la siguiente pregunta: ¿Estar o no estar en Google?

Puede que también te interese:

8 comentarios

  • vertoni 23 mayo, 2013   Responder →

    Me parece muy interesante……muchas gracias por la informacion.

    • Paula Guzman 23 mayo, 2013   Responder →

      Gracias a ti vertoni! 🙂

  • Nieves Gallego 25 mayo, 2013   Responder →

    Yo que soy un poco torpe para estas cosas, pero me gusta estar al dia, por fin me leo algo q entiendo!!!!
    Con ganas q contéis más!!!!

    • isabelromero 25 mayo, 2013   Responder →

      Todos somos torpes, lo bueno es tener ganas de aprender, nosotras en ello estamos. Gracias Nieves

  • Carlissian 27 junio, 2013   Responder →

    Otro torpe que gracias a enredandoporlared se está poniendo al día. Pero una cosa: No se suele pasar de la tercera página, porque a partir de esa página, lo que sale poco o nada tiene que ver con tu criterio de búsqueda, no? Gracias, chicas.

    • isabelromero 1 julio, 2013   Responder →

      Puede que tenga que ver con tu criterio de búsqueda, el problema es que el ser humano es vago por naturaleza, y muy mucho tiene que importarte la búsqueda para pasar de la segunda página de google.
      El internauta normalmente si no encuentra lo que busca, cambia su criterio en la caja de Google para afinar la búsqueda.
      Así actuamos en internet, cuantas mas barreras para llegar a tu resultado menos visitas tendrás a tu sitio web, de ahí la importancia del SEO y el SEM.

  • hostingroup 26 mayo, 2015   Responder →

    Excelente artículo, aunque solo discrepo en un punto, el SEO no tiene nada que ver con que una web no genere ventas, el seo solo se encarga de mandarte a las personas a tu web, luego de eso para poder convertir necesitas de otras cosas, como por ejemplo textos convincentes, CTAs muy llamativos, buena usabilidad, etc, etc. El seo solo es el punto de partida.

    • Paula Guzman 26 mayo, 2015   Responder →

      Totalmente de acuerdo contigo… Ésa es la base. Por muchas visitas que atraigas con el SEO si la web no está orientada al usuario y a la conversión, solo tendrá visitas, nunca clientes.

      Un saludo!

Deja un comentario