como afecta el contenido duplicado al SEO

El contenido duplicado

El contenido duplicado y sus consecuencias

Hoy quiero hablarte sobre el contenido duplicado y, para ello, te traigo una experiencia personal y muy reciente: resulta que el otro día llega un pingback a un artículo, y lo primero que piensas, como otras veces, fue: “wow, qué emoción, alguien ha enlazado mi entrada”, pero la sorpresa fue que, al entrar a la página en cuestión, vi que habían copiado el artículo íntegramente, palabra por palabra, con todas las imágenes y con todas sus tildes, comitas, puntos y demás signos de puntuación. Eso sí, al menos al final citaba la fuente del artículo original (y tan original, cómo que no había cambiado nada en absoluto).

Ésta no ha sido la primera vez aunque sí la más salvaje: en otra ocasión en otro artículo también duplicaron contenido, pero en este caso no fue una copia palabra por palabra y, al menos, el “autor” se molestó en cambiar un poco el orden de las frases y en añadir un párrafo más.

Ojo, no estoy hablando, ni quejándome de que se use alguno de los artículos del blog, a modo de referencia, eso por supuesto que incluso me halaga muchísimo, pero estoy hablando de un contenido copiado al 100%. Vamos, de un contenido duplicado como la copa de un pino, de esos que ya para empezar son poco éticos pero que igualmente tampoco le gustan ni un pelo al señor Google.

Se supone que si tienes un blog es porque quieres compartir tu contenido, quieres expresarte usando tu propio lenguaje y contar las cosas a tu modo, si no ¿qué sentido tiene tener un blog personal? ¿meter contenidos copiados de otros o traducidos del inglés o cualquier otro idioma al castellano?

Nos quejamos mucho de Google y sus cambios de algoritmo, pero realmente yo voto a favor de que se llegue a encontrar ese cambio que consiga identificar claramente qué contenido es original, cuál no y que incluso pueda descifrar si son artículos traducidos. En el caso del contenido que “alguien” copio palabra a palabra, Google ya había indexado antes mi página, pero conozco algún caso en el que, por si fuera poco la copia integral, el buscador ha indexado el artículo plagiador antes que al plagiado. Y eso, como poco, es una… gran marranada.

copia de contenidos

Consecuencias de duplicar contenido

Google no te indexará y te puede penalizar

Al zoo de Google llegó en su día el “oso panda”, cargado de fuerza y en busca del contenido duplicado, y los blogs o webs que contaban con artículos o textos no originales, se vieron penalizados por el osito, perdieron visibilidad y las páginas con contenido duplicado dejaron de indexarse. Sabiendo esto y que el contenido es el rey, ¿realmente no merece la pena crear nuestros propios contenidos?

Tu reputación está en juego

Perderás credibilidad ante tus lectores si descubren que en realidad tu “contenido original” es una copia. Las personas que te leen seguramente lo hagan, además de por la información que compartes, por tu manera de expresarte, tu lenguaje personal y por ser tú, y en el momento en que descubran que tu contenido no es original, ¿qué sentido tiene seguir a alguien que habla por boca de terceros?

No encontrarás tu auténtico yo

Si copias nunca llegarás a desarrollar tu propio lenguaje, no podrás expresarte abiertamente y exponer tus ideas o pensamientos acerca de una materia siendo tú mismo; esto no es tarea fácil, pero según escribas y sigas escribiendo tu propio contenido finalmente acabarás encontrando tu manera única de comunicar las cosas. Si escribes lo que escriben otros, te será mucho más difícil, por no decir imposible, llegar a encontrar tu auténtico yo. ¿ No es mejor ser único con todas sus consecuencias?

Ofensas en lugar de halagos

Cita tus fuentes de inspiración. Está claro que todo el mundo se fija o inspira en otras personas, pero inspirarse no es copiar. La fuente en la que te has inspirado puede sentirse halagada si la citas o si te inspiras en sus contenidos a la hora de escribir pero, si directamente copias, la persona a la que estás copiando puede sentirse ofendida y nunca sabes si esto no te generará una crisis online y tirará todo tu trabajo por tierra. Así que, aunque pienses que por una vez no pasa nada, piensa en las consecuencias que puede acarrearte copiar, ya no con Google sino con tus lectores.

  • Busca fuentes de inspiración
  • Pregunta a tu audiencia para que tus lectores puedan darte alguna idea para escribir sobre algo que les interese especialmente.
  • Haz una encuesta en Twitter.
  • Recopila algunos artículos de tu blog a modo resumen

Todos los que tenemos un blog, en algún momento hemos sido víctimas del desánimo o hemos sufrido la falta de ideas, pero antes que copiar puedes incluso escribir sobre tu falta de inspiración o directamente renunciar a escribir ese día si no tienes absolutamente nada que contar, dormirás mucho mejor y, aunque falles a tu blog por no publicar, al menos no te habrás fallado a ti mismo.

Copiar no merece la pena

Todos tenemos un objetivo a la hora de escribir un blog y, con independencia de cuál sea ese objetivo, todos jugamos bajo las reglas de Google y una de sus normas es que duplicar contenido es caca ????: ¿realmente quieres jugarte una penalización por duplicar un contenido?

Supongamos que nunca jamás nadie, excepto Google (que todo lo ve), descubre que has copiado un contenido, el caso es que tú si lo sabrás y será algo que te persiga hasta el fin de los tiempos ;). No, no merece la pena.

Lo dicho, podremos equivocarnos con nuestras opiniones, podremos no gustar a todo el mundo, pero saber que lo haces a tu manera es la mejor forma de hacer las cosas, al menos desde nuestro punto de vista. Nos han dicho que cuando alguien te copia es sinónimo de que estás haciendo bien las cosas, no sabemos si esto será así o no, pero desde luego lo que sí que creemos es que hay una pequeña gran diferencia entre referenciarte, copiarte a medias y que te copien íntegramente un contenido palabra por palabra y coma por coma.

¿Qué opinas de las duplicidades? ¿Te han hecho copy paste en alguna ocasión? me gustaría saber como te has sentido y que es lo que has hecho para evitarlo…

Puede que también te interese:

19 comentarios

  • Marta 9 diciembre, 2013   Responder →

    Después de leer el artículo creo que se van a quitar las ganas de copiar contenido a mas de uno.

    • isabelromero 9 diciembre, 2013   Responder →

      Gracias Marta,
      aunque tristemente seguro que seguirá pasando, pero esperemos que no.

  • Carlissian 9 diciembre, 2013   Responder →

    Ya me he encargado del que os copió…Pero me costó mucho encontrar una cabeza de caballo…

  • JaviEN 9 diciembre, 2013   Responder →

    Hola chicas!

    La verdad es que es un tema complicado y con una doble interpretación.

    Por un lado puedes pensar, “qué guay! nuestro contenido funciona y quieren copiarlo” y por otro lado que no te haga mucha gracia por abusar de tu esfuerzo sin ningún tipo de crédito (o casi ninguno).

    El problema es lo que comentáis, que de hecho me pasó a mi. Había un blog que publicaba mis artículos tal cual según se lanzaban en mi blog. Lo curioso es que aparecían en los resultados de Google mucho antes que los mios. ¿Porqué?? Claramente porque mientras yo publicaba dos artículos por semana más o menos… este blog estaba publicando unos 10 al día.

    Sabemos que la frecuencia le pone a Google y por eso indexaba rápidamente a este blog, a pesar de que los 10 artículos eran copias de otros blogs extraidos del RSS automáticamente.

    Por otro lado también me encontré con otros blogs que copiaban mi contenido pero con más mala leche, ya que eran exactos salvo que cambiaba mis enlaces de afiliados por los suyos! muy majete…

    Al final, investigando encontré la solución. Si me permitís enlazo un artículo donde la cuento:

    http://www.monetizados.com/eliminar-articulos-copiados-sin-autorizacion.html

    No sé si seguirá funcionando ya que hace tiempo que no la uso porque el blog que más me afectaba dejó de copiarme en el acto. Si es así, es una forma letal sobre todo para blogs que copian automáticamente, ya que suelen ser de Blogger (propiedad de Google).

    Un besotee!

    • isabelromero 9 diciembre, 2013   Responder →

      Hola Javi¡
      Me acabo de leer tu post enterito, me lo guardo para futuras ocasiones. La verdad que es frustrante que tu estas dedicando todo tu mimo y cuidado a crear tus contenidos y que encima indexen tu contenido en otros blogs, eso no mola nada :(.
      Al parecer es mas común de lo que pensamos, ya que mucha gente nos está diciendo que es lo normal, pero aunque sea lo “normal” pica igual.
      Muchas gracias Javi por compartir tu post y tu experiencia, esperamos que este sea el último post que tengamos que escribir sobre este tema.
      Un besazo

  • Juan Miguel Crespo 9 diciembre, 2013   Responder →

    Vaya tela chicas!! La verdad es que me sorprende como a día de hoy, aún haya peña que copie textos íntegros. Yo lo achaco a la ignorancia de algunos que acaban de entrar en este mundillo y realmente no saben donde se han metido. Por desgracia, lo aprenderán muy rápido. Despedidos!!!!!!

    • isabelromero 9 diciembre, 2013   Responder →

      🙂 el problema es lo que dice Javier, que sea un bot y que independientemente de ser contenido duplicado se indexen sus páginas. Pero vamos totalmente de acuerdo contigo ¡despedidos!

  • Maï 9 diciembre, 2013   Responder →

    Qué fácil es copiar, enlazar y publicar. No puedo con estas cosas y sinceramente creo que salen perdiendo. Me ha encantado el post de apoyo de Javi también, nunca he mirado si alguien ha copiado mi contenido pero si algún día pillo a uno, volarán cabezas, muahahahaha!

    Por cierto, creo también otra cosa que quizás sea más positiva… Al igual que cuando surgen los trolls y os copian creo que quiere decir que muchas cosas estáis haciendo bien también 🙂

    • isabelromero 9 diciembre, 2013   Responder →

      Esa es mi Maider, sacando cosas positivas de las menos positivas :).
      Sea como sea, es algo que a nosotras tampoco nos gusta nada y menos después de vivirlo en nuestras carnes. Veamos la parte positiva, la copia de contenidos a generado un contenido original en nuestro blog. 🙂
      Gracias por tu comentario Maider.

  • Gilbert 9 diciembre, 2013   Responder →

    Muy buen artículo, al principio me hacía gracia que me copiaran pues no sabía como nadie en su sano juicio quisiera hacerlo, ja..ja.
    Llevo meses viendo como un blog copia literalmente el 100 % de mis entradas sin cambiar una coma, salvo que elimina cualquier enlace que tuviera, por suerte acabo de ver lo que puede ser mi salvación aquí mismo en los comentarios de JaviEN. Voy corriendo a leerme el artículo.

    Gracias, 1 saludo.

    • isabelromero 9 diciembre, 2013   Responder →

      Gracias Gilbert,
      lee el artículo de Javier que no tiene desperdicio. Al final parece ser que lo de copiar contenido es más habitual de lo que parece. 🙂

  • Diana Garcés 10 diciembre, 2013   Responder →

    Al principio es halagador, pero después de un tiempo y cuando no te hacen referencia es bastante molesto.

    Pero esto no es nuevo, ni nada por el estilo y más triste aún es cuando lo notas en trabajos de la Universidad… Ahí sí que dices “¿en qué mundo estamos viviendo?” Triste, pero hay gente pa todo 🙂

    • isabelromero 10 diciembre, 2013   Responder →

      🙂 Como tu bien dices es bastante triste, pero bueno al menos tenemos las satisfacción de no hacerlo nosotros.
      Gracias por tu comentario Diana

  • Antonio Villa 10 diciembre, 2013   Responder →

    Me ha gustado mucho el artículo. La verdad es que la cuestión de la originalidad en ocasiones queda reducida al tono, el estilo y la opinión sobre algo ya requete-tratado porque realmente nuevo, nuevo, lo que se dice nuevo es difícil generarlo.

    Yo, lo confieso, comencé en social media traduciendo posts que veía interesantes y que en español no trataba nadie, de hecho aún andan por los sótanos de mi blog. Mi primera frase era siempre: esto es una traducción de fulano de copas en tal sitio de tal fecha.

    Poco a poco vi que cada vez más el cuerpo me pedía introducir “morcillas” que no venían en el texto, veía que añadir otros datos de otras fuentes que había leído anteriormente enriquecían lo que estaba traduciendo, sentía que tenía que poner lo que pensaba sobre aquello…hasta que llegó un día en que al acabar un artículo dije “esto no se parece en nada al original”.

    Entonces fue como cortar el cordón umbilical. Era la primera vez que creaba combinando diferentes fuentes, resumiendo, extractando y opinando sobre temas de social media y fue como quitarme los ruedines de la bici.

    Citar las fuentes como exactamente eso, fuentes, y tratarlas como base para generar algo nuevo, dejando salir tu propio estilo es lo que te beneficia a ti como autor y a tus lectores que verán una voz propia. Es lamentable que algo tan “mágico” se pervierta y contamine por el simple hecho de “estar”

    Un saludo!

    • isabelromero 10 diciembre, 2013   Responder →

      Gracias Antonio por compartir tu experiencia. Está claro que lo novedoso no existe y que al final es tu manera única de hacer las cosas lo que te hace diferente.
      A ver traducir contenido al castellano y citar la fuente, también puede ser una vía de crear tu blog, ya que aún hay gente que no habla inglés perfectamente y se queda fuera de las tendencias que llegan de otros países, siempre que se citen las fuentes es perfecto.
      Me ha encantado el ejemplo del cordón umbilical y las rueditas de la bicicleta, cuando empiezas a andar por ti mismo y te das cuenta que puedes hacer algo a tu manera, es genial.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo por partida doble

  • José Luis 10 diciembre, 2013   Responder →

    Si no quieres que te copien en la Red..
    NO publiques Nada..

    Tu eres muy Libre de Crear, Editar,Copiar y Publicar… y YO también..

    ¿a que te refieres cuando hablas de ética?

    a la tuya propia,CopyRigths o a qué?

    • Paula Guzman 10 diciembre, 2013   Responder →

      Hola José Luis,
      Está claro que cada uno es libre de hacer lo que quiera pero también que cada uno somos libres de que haya cosas que nos parezcan bien, mal o regular.

      En este caso en concreto, no estamos hablando, ni lo censuramos, que se reproduzcan extractos, que se tomen prestadas ideas, que se referencien o que sirvan de inspiración, estamos hablando de una contenido copiado íntegramente, con puntos y comas, con el riesgo añadido de que, encima de que te copian textualmente sin aportar absolutamente nada de propia cosecha al artículo, Google lo pueda indexar antes y te pueda sacar tarjeta a ti por contenido duplicado.

      Tú puedes tener tu opinión al respecto, y es totalmente respetable, pero nosotras tenemos la nuestra respecto a este tipo de copias integrales de un contenido y es de lo que hemos querido hablar en este post.

      Un saludo 🙂

  • Gloria 7 marzo, 2014   Responder →

    Pues desde hace unos 4 años llevo siguiendo varios blogs que hacen copypaste literalmente. lo se porque al final ponen la url donde sacaron el articulo, y tambien veo que han crecido muchisimo en trafico y estan muy bien posicionados, segun Alexa. Ademas, cuando busco algo, suelen aparecer estos blogs.
    Tal parece, que Google los quiere mucho.

Deja un comentario